Deadpool

Ryan Reynolds dejo el traje verde y se vuelve un peculiar superhéroe bastante vulgar, grosero y un poco sucio. Seguir leyendo